Anuncios

Una mirada desfachatada

ojos photo

He decidido no pasar por el tamiz de la razón pura cuestiones que no tienen la naturaleza de ciencia dura. Pero sí puedo darle un marco a aquellos momentos, como lo que me sucedió con Romina.

Alternando mis días entre la engañosa libertad de la llanura y las frías paredes de un banco, se establece mi rutina. Por momentos marchaba como un autómata sin cuestionar el devenir de mis días y, en otros, me apabullaba con cuestionamientos existenciales.

Una tarde me encontraba trabajando embebido entre papeles, máquinas y voces que no decían nada, acompañando mi labor con pensamientos de angustia sobre mi presente y futuro. No buscaba generar un momento que cambiase aquel derrotero, pero sentí un golpe que me arrancó de aquel lugar, como el golpe de un hacha que rompe un bloque de hielo: fue la mirada de una muchacha que, súbitamente, rompió la coraza que el tiempo generó para cubrir mi pecho.

Aquel semblante desfachatado me invadió de paz y libertad. Desde entonces, transcurro con el deseo de volver a verla y abrazarla sin mediar palabras.

Volver

Anuncios