Anuncios

FEROLITO ANTICO (Silvia de Vito)

 

Dejó Italia, y ya no volvió.

No quedo atado a los recuerdos, armó su vida como si no tuviera pasado.

Todo lo referente a su niñez y  adolescencia nos lo conto la tía–su hermana- como la guerra le robó la inocencia y lo hizo crecer de golpe.

La esperanza de otro lugar, con nuevas oportunidades al otro lado del mundo lo ilusiono. Junto sus pocas pertenencias  y emprendió el viaje.

No fue de placer en un gran Trasatlántico, lo hizo en tercera, hacinado y expectante.

La ciudad lo recibió con su boca bien abierta, como un monstruo que quisiera comerlo, ¡devorarlo!

No fue fácil, el idioma, el desarraigo, las costumbres, el rechazo…

Buscó a sus pares, sus paisanos, se agrupó en sus comunidades para no sentirse tan solo, tan perdido, Y poco a poco, con la disciplina del trabajo, la tenacidad, y el

sacrificio, salió adelante, formó su propia familia, les trasmitió e inculco sus valores, su honradez, sus principios.

Se quedó, se afincó en esta nueva tierra, en esta ciudad a la que aprendió a amar, pero sembró en el corazón de los suyos-aun sin nombrarlo- esa pertenencia tan íntima, tan particular con ese pueblo pequeño en la puntita de la bota, al que jamás volvió!

 

Silvia DeVito

 

Anuncios