Anuncios

Qué cosas hacen que un libro sea un Bestseller según John Geller

 

Hoy hablaremos de eso. La razón de por qué toco este tema es tan simple cómo que estuve el jueves pasado en la presentación del libro de un autor que era amigo mío de la infancia y que lo ha conseguido. Y no una vez sino varias. Eso me ha hecho preguntarme qué hace que su libro figure en la lista, habiendo más de 86 mil libros publicados al año y el doble o triple de manucritos que llegan a las editoriales.

Pues bien, después de investigar sobre la cuestión llegué a descubrir la sapiencia del agente John. No, no es un interesante y complejo agente de policía como el de los thriller que más gustan a los lectores como La desaparición de Stephanie Mailer de Joël Dicker cuyos polis investigan el caso del cuádruple asesinato de 1994 y la desaparición de la periodista que da nombre a la obra. Estoy hablando de un agente literario. Y es un agente literario que, entre otras cosas, comunica muy bien, a juzgar por la TED Talk que os dejo para vuestro deleite.

Pero para haceros más fácil el trabajo, a continuación os resumo los aspectos que él remarca. Yo añadiría que una buena editorial y una buena campaña de publicidad y distribución tampoco son cosas que se deban obviar, pero vamos a no centrarnos en lo mercantil sino en aquellos aspectos que están bajo nuestro control como escritores.

1. Puente

El puente hace referencia al hecho de que algunos libros son cruces de otros. Eso facilita el trabajo de un agente y de un editor. Por ejemplo, en el caso de Juan Gómez-Jurado, se le comparó mucho con Dan Brown porque sus novelas de iniciación tenían un tema y una profundidad similar.

2. Voz

La voz se define como aquello que hace que solamente tú pudieras haber escrito esa historia en ese preciso momento de tu vida. Se trata de encontrar una forma genuina y propia de narrar historias para que los lectores puedan reconocer nuestro estilo a lo largo de diversas novelas y en el transcurso del tiempo. Es por ejemplo la voz del propio Gómez-Jurado, que aunque escriba para niños o para adultos siempre resulta ser él entre sus páginas. También hay otros como  Julia Navarro, Ruiz-Zafón, Dolores Redondo, Javier Marías. Son escritores que uno reconoce por su forma de narrar en cualquier lado.

3. Arte/Oficio

Yo lo llamo “picar piedra”.

Escribir una novela no es tarea fácil. Aquí hablamos también de escribir bien, de una narrativa que atrape al lector y no le aburra. Juan habla de que retoca el lenguaje de muchas partes del libro. En la presentación hizo varios chascarrillos al respecto. Dijo que no se conformaba con la primera frase sino que pensaba en la manera de decirlo mejor. Eso es el oficio.

En el video usa un ejemplo extraído del libro 100 Ways to Improve Your Writing, de Gary Provost:

Esta frase tiene cinco palabras. Aquí hay cinco palabras más. Estas frases no están mal. Pero muchas juntas son monótonas. Escucha lo que está pasando. La escritura es más aburrida. El sonido que hace zumba. Es como un disco rayado. El oído pide alguna variación.

Ahora escucha. Cambio la longitud de las frases, y creo música. Música. La escritura canta. Tiene un ritmo placentero, una armonía. Utilizo frases cortas. Y utilizo frases de longitud media. Y a veces, cuando estoy seguro de que el lector está descansado, lo atraigo con una frase de longitud considerada, una frase que quema con energía y se construye con el ímpetu de un crescendo, el golpe de los tambores, el sonido de los platillos y los timbales que dicen ‘escucha, esto es importante’”.

4. Resonancia

Una maravillosa característica que se refiere a conseguir que los temas sean tan universales que el lector se identifique con ellos o con los personajes. Que empatice y le interese el punto de vista de los personajes.

5. El vacío o los huecos

El espacio que se deja en blanco para que lo ocupe el lector y que permite al autor comunicar fácilmente la idea principal. Los escritores dejan la idea en el libro pero tiene que ser trabajo del lector encontrarla, recogerla, opinar, identificarse con ella o rechazarla. En principio, eso es lo que hace que a unos les fascinen unas novelas que a otros les espantan.

6. Poder identificar una frase que resuma la obra

Parece una obviedad pero no todo el mundo puede. Tengo que ser capaz de resumir una historia con toda su complejidad en una sola frase. Por ejemplo la mayoría de obras de Shakespeare se pueden resumir de esa forma, tal y como Geller demuestra en el video.

Dejamos el video completo porque verdaderamente merece la pena dedicar unos minutos a verlo.

 

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: